Estudiar y vivir en Malta: Mis primeros días en Malta

Descubriendo la Isla

En un abrir y cerrar de ojos llegó marzo. Sin notarlo, ya estaba montada en el avión con rumbo a Malta, un poco nerviosa, pero con la certeza de que las próximas 24 semanas estarán llenas de muchas aventuras.

Por suerte, ya todo estaba organizado para mi llegada; MaltaLovers me esperaba en el aeropuerto para llevarme al departamento donde tenía reservada una habitación la cual tramité con ellos. Tal como prometieron, es un lugar bastante agradable, está bien ubicado y lo más importante, económico.

Al día siguiente pude ir a darle un vistazo a mi escuela de inglés, hay personas de todas partes del mundo y todos tienen la misma misión: aprender inglés en Malta; con la ventaja de hacerlo en un lugar donde la playa, las fiestas y los amigos son parte del día a día. ¿Existe acaso un mejor lugar?

Lo segundo que me preocupaba, era mi estatus migratorio, todas mis dudas fueron resueltas nuevamente por los asesores de MaltaLovers. Como estudiantes, podemos optar por la visa de estudiante, con ella es posible trabajar part-time. En mi caso me viene bien producir dinero durante mi estadía para poder costear mi vida en Malta.

En MaltaLovers me apoyaron 100% ,ya que cuentan también con el servicio de asesoría para armar un curriculum acorde a las habilidades y experiencia de cada uno. Asimismo, me dieron algunas directrices a seguir para conseguir trabajo pronto, entre ellas visitar algunas páginas de ofertas laborales.

Con tan solo pocos días en Malta, he recibido varios emails de confirmación de reclutadores interesados en mi CV y un par de entrevistas.

La verdad se ve bastante prometedor, estoy ansiosa por ver que deparan los próximos días y lo mejor de todo es que se acerca la primavera, así que desde ya visito la playa en St. Julian’s. Por lo que puedo ver, se reúnen los chicos a pasar la tarde cuando calienta el sol, es un lugar ideal para hacer nuevos amigos y practicar el inglés de forma relajada.

Tips de cosas no tan obvias que debes saber sobre vivir en Malta:

  • El agua: El agua del grifo no es potable, así que siempre debes tener tu botella de agua. La puedes comprar en cualquier Market a muy bajos precios, algo como 6 botellas de 1 litro a 3 euros.
  • Los enchufes: son diferentes a los de Latinoamérica, así que si el cargador de tu celular, tu planchita de pelo, afeitadoras eléctricas y otros electro-domésticos los has traído de tu país, debes tener un enchufe adecuado. Ojo: el voltaje es 220, si tus artículos son de 110 sufrirán daños de forma inmediata y eventualmente se quemarán así que mejor no los traigas.
  • Formas de pago: la moneda oficial es el Euro, parece obvio, pero en mi caso traje dólares porque creí que aceptarían y pues no, tuve que ir a una casa de cambio. Para evitarte este trámite simplemente trae euros y listo. También puedes usar tarjetas de crédito y de débito en casi todos los establecimientos comerciales.
  • Las vías: los latinos estamos acostumbrados a conducir por el lado derecho, al igual que los transeúntes circulamos de la misma manera, debes estar atento porque en Malta es en el sentido contrario.
  • Google maps: será tu mejor amigo desde que aterrizas. Es importante saber a donde vas y lo más fácil y seguro de usar es esta herramienta, si te pierdes por lo menos te avisa que bus debes tomar.
  • El transporte: al parecer se demora un poco en llegar, así que si quieres llegar a tiempo a cualquier lugar debes prever esto y salir con anticipación.
  • Tarjeta de viajes: Para usar el transporte público es obligatorio contar con una tarjeta (tallinja-card) a la cual le acreditas saldo la cual pasas por una maquinita al subir al bus. Para solicitarla puedes ingresar a aquí

Maryorie Valbuena – @mayoyivalbuena

Deja un comentario